La huella de carbono es una de las medidas geniales que se genera para medir el impacto de una persona o marca al medioambiente. Hay empresas que están llevando esto a otro nivel.

Gradient es una startup de San Francisco que está para solucionar el problema estético y ambiental que causan el uso de los aire acondicionados. Reduce la huella de carbono en un 75 %.

La industria de transporte marítimo es uno de los que más huella de carbono deja, pero existen proyectos como el Wind Hunter, un velero con tecnología capaz de usar más efectivamente la energía eólica.

Pachama, startup de Diego Saez Gill, utiliza tecnología de vanguardia, incluidas imágenes satelitales e inteligencia artificial, para medir los cambios en la cubierta forestal en todo el mundo. 

Una granja robótica de algas que tiene como misión quitar una gigatonelada de carbono del fondo del océano es la idea de Phykos, startup de dos ex miembros de Google X.


Este artículo forma parte de dos proyectos de este espacio, la serie Fuc**** Sustentabilidad, la cual podés seguir aquí y el Fuc**** Daily, que son dosis de marketing diarios.

Voiced by Amazon Polly

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.