No todo sale bien a la hora de hacer activismo de marca, que te lo diga Starbucks y su resultado con #Racetogether, una campaña que terminó en el cierre de la cuanta del ejecutivo que propuso la idea y en una parodia en TV.

Según cuenta Fast Company, en una reunión ejecutiva, se propuso la idea de activar la voz de la marca en pos de los derechos raciales. La iniciativa no prendió, la gente no se la tomó bien, como lo hace al tomar un café de la marca y se cometió el error de continuar un poco más a pesar de que en 24 horas se desató la crisis.

Muchas veces por más grande y de buen prestigio que sea la marca, tocar temas delicados y no tener una razón fuerte en los genes de la marca puede hacer caer todo. Recordar: no es subirse a la tendencia, es sentar postura con coherencia.


Este artículo forma parte de dos espacio del proyecto, por un lado el especial Fuc**** Activismo de Marca y es distribuido también como Fuc**** Daily.

Voiced by Amazon Polly

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.