Un día decidí preguntar a los que me siguen en Twitter e Instagram si les gustaría ser parte de un par de envíos dominicales de mails sobre tecnología, creatividad, marketing y algo más. Me puse como meta interna de tener 90 mails en dos semanas. En dos días ya no tenía espacio.

Lindo desafío se me planteó al tener esa comunidad de 90 personas que esperaban de mi cosas interesantes. Lo primero que pensé es que el contenido debería de ser único y especial para los que cada domingo iban a recibir los mails. Es en este punto donde pensé en hacerlo más íntimo.

Siendo sincero es que la intimidad en mí es rara, por lo general lo que quiero que se vea lo tengo claro, lo que no quiero que se vea, ultra claro. ¿Qué de intimidad podría ofrecer cuando mi contenido es muy claro? Se me hizo difícil definir ese diferencial, y se nota en los primeros mails, pero decidí meter un poco de mi filosofía de vida y opinión política que hace rato no contaba con un lugar en un mundo muy de marketing, creatividad y tecnología como es el mío.

Aparte de opinión, también quería mostrarles lo que leo, escucho y veo. También a qué personas admiro, tomo como referentes de un tema, odio, abrazo y quisiera conocer para tomar un jugo de durazno sin hiero pero bien frío. Es un espacio donde saco links que tengo en mi cabeza y los comparto.

La decisión de elegir 90 personas está más que claro, es lo número clave en mis users, es el año en que nací y hoy una firma. Pero siempre pensando que sean 90 personas activas, que me lean, que les sea de ayuda lo que comparto, con lo que la única regla es esa, que lean o serán barridos cada 10 envíos.

Pero no estaba contento compartiendo a un grupo cerrado ese contenido, así que cada 10 envíos también los compartiría. Y es a eso lo que responde este artículo. Van los 10 primeros envíos.

  1. ¡Este es el inicio de una gran amistad!
  2. También podemos salvar al mundo
  3. Tu trabajo está en peligro
  4. El café puede desaparece
  5. Ola e-commerce
  6. La década de la educación
  7. Juremos algo
  8. La madre del arbitro va a descansar
  9. El día en que todo cambió
  10. Los robots ya están aquí

Ahora voy por el envío 15, no tengo espacio para más mails, la siguiente poda es en el mail 20 y la verdad que cada envío es más complicado entrar, se lee bastante, para bien y para mal. Pero me encanta escribir para esa pequeña comunidad.

Respondiendo a la pregunta de qué escribir en los primeros mails, lo que sientas que puede ayudar a continuar con el siguiente mail.


Si te gustó o tienes dudas sobre el contenido no dudes en hacerme saber en redes: TwitterFacebook , Instagram y si te queda bien, puedes hablar incluso de LinkedIn, vos decidís.

Categorías: blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.