Icono del sitio Fuc**** Futuro

Ser uno mismo

Uno de los grandes líderes del fútbol mundial es quien ha ocupado décadas el banco de mi equipo favorito en la Premier League: el Manchester United. Hablo y me saco el sombrero ante Sir Alex Ferguson, tal vez el mejor director técnico que nos va tocar ver a muchos.

Él cita en su libro “Liderazgo“ dos caminos muy poco explorados para encontrarnos a nosotros mismos: escuchar y observar. Claro que cuesta hacer esas dos cosas, muchas veces duele y en ocaciones son gran fuente de motivación.

Al leer estos dos caminos, escuchar y observar, uno se imagina a uno mismo en forma receptiva, solo actuando de una forma pasiva ante la vida. No es así, lo que plantea Sir Alex en las primeras páginas del libro citado es que ante una circunstancia de la vida, siempre hay una persona que sabe cómo actuar o ya estuvo en dicha situación. Ante eso, uno debe buscar escuchar y con buscar me refiero a llamar, preguntar o acercarse a la persona que conoce del tema.

“Recuerdo que en 1984, cuando John Paton … me ofreció el puesto de manager en el Rangers, pedí ayuda“

— Sir Alex Ferguson

En esta ocasión, Alex buscó escuchar la experiencia de Scot Symon, quien se había desempeñado en ese puesto durante 13 años. Esa conversación hizo tomar una decisión clara y que a la larga por lo menos le hizo ahorrar tiempo y estado de ansiedad.

“Cuando Scot se enteró de que no había hablado con la autoridad máxima del club, el vicepresidente Willie Waddell, me recomendó que declinara la oferta“

— Sir Alex Ferguson

Si no buscaba escuchar, el destino pudo haber sido otro. ¿Quién iba a saber por cuenta propia que si el vicepresidente del club no te llama estamos ante una oferta no seria? Solo buscando escuchar uno puede encontrar este tipo de soluciones.

Observar es otro mundo. Están las observaciones detallistas y las panorámicas. Somos consientes que no estamos para hacer las dos a la vez y que delegar una es clave para cualquier actividad. No se puede estar en todos los detalles y jugando a ser Dios a la vez.

Delegar es un gran drama y es de donde parte el gran problema a la hora de valorar el factor observación. Un director técnico de la talla de Sir Alex está destinado a la vista panorámica y delegar la detallista. Las posibles contrataciones también las tiene que ver él, de los detalles se encargaban otros observadores.

¿Qué tiene que ver con ser uno mismo?

Puede parecer que el escuchar y observar no llevan al descubrimiento de uno mismo, pero si, las decisiones que tomamos no las tomamos por nuestra cuenta y toda persona de marketing sabe que actuamos de alguna con influencia de algo o alguien.

Con estos dos consejos de Sir Alex Ferguson no estamos eliminando el hecho de que tenemos varias influencias a la hora de tomar una decisión, sino todo lo contrario, asumimos el hecho y tomamos camino hacia una mejor influencia. Indirectamente Sir Alex nos enseña marketing del bueno.

Al observar de manera panorámica uno asume la posición de liderazgo, cuesta, duele y te puede hacer sacar sangre de las orejas, pero es una posición en la que nos toca estar o nos ponemos en ella. Más aún si estuviste mucho tiempo en la observación detallista, o sea, en la parte operativa.

Asumir que no somos dueños del 100 % de nuestras decisiones es una locura, siempre existe una influencia directa o indirecta, marketing en su más puro estado. Por esa razón es clave elegir quienes nos pueden influenciar y tener claro que tipo de observación realizar para tomar decisiones más acertadas.

¿Se imaginan si Sir Alex no rechazaba la propuesta y se daba su ida al Rangers? ¿Tendríamos contar a nuestros sobrinos la historia del técnico más glorioso del mundo?


Si te gustó el contenido no dudes en hacerme saber en redes nuevas:TwitterFacebook , Instagram y si te queda bien, puedes hablar incluso deLinkedIn , vos decidís.

Salir de la versión móvil