Una pregunta frecuente sobre mis redes sociales personales es ¿por qué no estoy en Snapchat? ¿por qué saliste de Snapchat? o ¿por qué odias tanto a Snapchat? Y para responder cada una de las preguntas es que vuelvo. Quiero mi mano a mano con el Trump de las redes sociales.

Es difícil que deje una red social. Por lo general hay dos motivos, el primero es porque no estoy con tiempo para generar contenido como se debería y lo segundo, porque realmente no es buena en algunos puntos que creo son elementales para que sea parte de la misma. Snapchat es la primera red social que dejo y abiertamente declaro mi odio hacia ella.

Pero creo necesario entrar con fuerza y decirlo de frente, lo que significa volver a mi perfil de Snapchat y subir una serie de videos con la razón del por qué no es buena, qué tiene que mejorar, el estado actual, su comunidad y del tipo de persona que se encuentras atrás de ella.

Voy a dar golpes desde todos los lados. No me voy a callar nada y también voy a resaltar los puntos claves y los aportes de esta red social que sin dudas es un hito, raro, extravagante, sin antecedente y que merece ser estudiado antes que llegue a un punto donde sea fácil opinar sobre ella.

Será una experiencia de semanas, no es una de despedida rápida. Esto puede llevar un buen tiempo. Para cosas como estas uno se debe tomar su tiempo, hacerlo bien y rápido. Creo que va a ser un experimento algo raro y en un tweet al final de cada día con el hashtag #SnapchatEsTrump voy a dejar un resumen del snap del día.

Nos vemos ahí y está de más invitarles a que me sigan en la red social:


Si te gustó el contenido no dudes en hacerme saber en mis redes: TwitterFacebookInstagram y si te queda bien, podemos hablar incluso vía LinkedIn, vos decidís.

Categorías: blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.