Existe un gran problema a la hora de liderar una agencia de marketing digital. Primero que existen demasiadas y aparte de eso, son muy pocas las personas apasionadas que las lideran. Eso trae un pequeño drama que se puede ver mucho mejor con el siguiente cuento:

Un joven muchacho vio a tres plomeros trabajar día y noche en la entrada de su ciudad. Decidió ir a preguntar en qué trabajaban. El primero le dijo que era plomero y estaba colocando un pedazo de canaleta tras otro. El segundo que estaba armando una canaleta por donde pasaría agua. El tercero dijo que estaba tratando de llevar agua potable por primera vez a la ciudad.

Creo que está claro quien trabaja con más motivación y que muchas veces las agencias están lideradas por el primer o segundo plomero. Es una locura como puede cambiar o sacar a relucir en una persona el simple hecho de conseguir estar en una posición de poder o en ganar cada vez más dinero, para pasar en segundo plano la pasión por lo que se hace.

Esto hizo que desde las agencias de marketing surja la idea de vender humo. Es un clásico del rubro creativo que con lo digital se volvió algo común. Muchos líderes de agencia se ven envuelto en sus egos y solo se dedican a dar órdenes cuando deberían de estar aprendiendo, dando consejos y buscando forma de actualizarse. Un puesto alto los paraliza.

Es así como existen gerentes de marketing que no conocen las nuevas funcionalidades de una red social, no sabe que esa nueva red social no le sirve a todas las marcas e incluso no conozcan lo que es el mailing. Nos deja con gente que da charlas de reputación personal estando ellos ausentes de las mismas por una crisis de reputación. Si, suena loco, pero es así.

Siempre creí que hablar sobre marketing a un nivel más macro y no muy técnico era el camino para poder romper con tanto humo, con tanta incredibilidad en el sector, pero entre varias charlas que di veo que la credibilidad está en lo micro, en la parte operativa y con ello empezar a migrar a lo más filosófico si se quiere.

Toda esta catarsis cierra con la idea de querer terminar con el hecho de que todo es humo, el manifiesto ¡Basta de Bullshit! es la vuelta a la escuela, a la casa, a lo que suele ver nacer a apasionados del marketing, a los tutoriales básicos del estilo como_hacer_un_post_en_facebook_mayo_2018.pdf. Esa es una nueva misión que como apasionado del marketing me toca hacer.

No sé el lugar, no sé la plataforma, ni idea de cuando, pero pronto, ni idea del primer tema. Lo único que sé es que va a ser gratuito, por tema de tiempo, seguro que digital y probablemente en formato escrito.


Si te gustó el contenido no dudes en hacerme saber en redes nuevas: TwitterFacebook , Instagram y si te queda bien, puedes hablar incluso deLinkedIn , vos decidís.

Categorías: blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.